miércoles, agosto 23, 2006

Mis dos encuentros con Fangio

Como dijo Stirling Moss "Schumacher podrá ganar diez títulos mundiales, pero no va a ser tan grande como Fangio".
Yo tuve la fortuna de verlo en dos oportunidades. La primera fue durante una exposición que se realizó allá por 1983 y que, creo, se llamó El Gran Premio del Recuerdo. Básicamente consistió en reunir a la mayor cantidad posible de pilotos y autos de Turismo Carretera de diversas épocas para un desfile y luego su exposición en el predio ferial de Palermo.
Nunca había visto esos autos, los conocía por fotos, había leído muchas páginas sobre ellos en las revistas Automundo y Corsa, pero esa tarde los tenía allí.
Recuerdo perfectamente la impresión que sentí al ver uno de los Torino que participaron de las 84 horas de Nürburgring, me lo devoré con la mirada. Podía experimentar que estaba en contacto con la historia grande de nuestro automovilismo.
Como frutilla del postre, en uno de los salones se había armado una gran mesa semicircular donde estaban muchos pilotos y podíamos ir con nuestro programa de la exposición (cuya página central estaba a propósito en blanco) a buscar autógrafos.
En ese conjunto de pilotos, estaba sentado el mas grande de todos.
Cuando yo llegué hasta donde él se encontraba recuerdo que le dejé mi programa y el Chueco con un marcador negro lo firmó. En ese momento le pregunto "Quíntuple, ¿le puedo dar la mano?" entonces la extendió y así fue como un servidor estrechó la diestra de Don Juan Manuel Fangio, Quíntuple Campeón Mundial de Fórmula Uno.
Cuando terminé con la mesa de autógrafos y me iba a seguir regodeándome con los autos, me miraba la mano derecha y pensaba sonriendo "no me la lavo mas".
La segunda vez que lo vi fue por pura suerte. Resulta que me entero que habían traido para exponer el McLaren MP4 de Alain Prost, e iba a estar ubicado en la sede central del Automóvil Club Argentino. Tomé un colectivo y me fui con mi cámara de fotos para allá.
No me causó ninguna gracia llegar y encontrar al McLaren cubierto con una manta. Pero he aquí que al ver mi cara se me acerca una persona que me dice que esperara que en un rato lo iban a venir a destapar e inaugurar la muestra.
Empezaron a llegar periodistas... y ahí lo veo venir también al Quíntuple acompañado de Juan Manuel Bordeu y autoridades del ACA. Había también un par de modelos muy en boga por aquellos días y alguno que otro mas. Y allí estaba yo. Una vez mas junto con el mas grande de todos.

1 comentario:

Rocío Magalí dijo...

Genial que lo hayas podido ver, saludar y estrechar su mano!